Destination Europe

jueves, 28 de febrero de 2013

El que no aprende a obedecer nunca podrá mandar

Han pasado muchos meses desde mi último "post" ya no recuerdo todo lo que ha sucedido sin embargo, puedo asegurarme que todo me ha beneficiado en mi interior me siento más lleno de ánimos. Cada día que pasa siento que a pesar de los días que desperdicié en mi primera juventud (17 a los 25 años) ha otorgado unos niveles de madurez inusitados. Hoy mientras leí un libro encontre una frase que me encantó: "¡Qué pena matar el tiempo, que es un tesoro de Dios!"

Esta frase me dejó perplejo y en serio es muy importante desarrollar la cultura del ahorro de tiempo, ya que así como desarrollamos la cultura del malgasto de recursos también conferimos poderes mágicos y muchas veces lugares preponderantes a situaciones en las cuales desperdiciamos nuestro tiempo; son las 14:20 de hoy mientras escribo estas líneas y siento que mi tiempo se me escapa entre los dedos pero yo sé que estoy  aquí para realizar cosas maravillosas.

Representación del tiempo perdido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada