Destination Europe

domingo, 12 de julio de 2015

Faltando dos días

Muchas veces no encuentro el tiempo para escribir, ese deseo irrefrenable de callar queda olvidado en cuanto mis dedos tocan las teclas de mi computador. Contar los sonidos o incluso oir el silencio de mi alrededor son solo elementos que ayudan a seguir en esta locura diaria llamada vida.

Alejarse de las tragedias locales y acercarse a las tragicomedias extranjeras en realidad se ha convertido en un fuerte aliciente a las circunstancias que muchas veces aquejan mi actuar.

Ahora mirando en retrospectiva me lleno de alegría, he vivido tal y como lo esperaba hacer, ¡Ja! quién lo podría creer, solo 10 años atrás me encontraba en una convulsa realidad, entre la indecisión y la angustia, ahora todo está muy diáfano muy bien estructurado, en verdad esos 10 años transcurridos han servido como indicador de las buenas y malas cosas que se me han atravesado en la vida. Tantos libros leídos, canciones escuchadas y tantos amores compartidos.
Every morning...

Lágrimas, sueños, comidas, deseos, tintas de plumas, mensajes de texto, hojas de papel, inhaladores para mi asma, kilovatios/hora consumidos. En resumidas cuentas... ¡Cuanta vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada