Destination Europe

lunes, 17 de mayo de 2010

El insomnio lo consiguió

Hola,

Hacía muchísimo tiempo que deseaba iniciar este blog, sin embargo siempre existía un pretexto para relagarlo para luego. Pero al fin hoy me decidí.

Que voy a escribir, bueno la verdad ni yo mismo lo sé; quiero simplemente que este fragmento de web se convierta en la tribuna de mis vivencias. Un lugar mágico que me permita expresar libremente mis sueños es así que, estas líneas nacen luego de estar poco más de media hora dando vueltas en mi cama tratanto de conciliar el tan necesitado sueño reparador que me permita despertar en la madrugada para terminar mis tareas universitarias. Pues en estos días tan atareados en el trabajo los únicos lugares y momentos disponibles que poseeo son entre las dos y cinco de la madrugada donde el silencio reina. Algo que en el día es equivo para mí, ese silencio tan anhelado que cuando existe y no tengo obligaciones lo malgasto visitando páginas de facebook, leyendo artículos de la wikipedia o uno que otro blog que me llama la atención.

En primer instancia procuraré escribir un promedio de un artículo por semana para desahogar este deseo incontenible de plasmar en letras esos pensamientos que muchas veces se me escapan.

Bueno se preguntarán quien soy, pues son nada más que un muchacho de veinticinco años cursando mis tres últimos semestres de economía en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, si hacen cálculos con veinticinco ya debería estar terminando mi posgrado pero por estos íres y veníres de la vida deserté mi primer opción universitaria: Ingeniería en Computación en la Escuela Superior Politécnica del Litoral. La verdad deserté porque no me gustaban las matemáticas enseñadas de manera como lo hacen la ESPOL, demasiado teórico. Yo más bien soy muy pragmático y cada vez que le preguntaba a un profesor ¿para qué servían tantas demostraciones y enunciados? siempre me daban un tórrida explicación de no menos de diez minutos y concluían diciéndome que "servían para ejercitar el cerebro" Yo pensaba en aquel momento que para ejercitar el cerebro sería mejor jugar "Sudoku", en lugar de aprender el "teorema del emparedado" o el "teorema de valor medio de Cauchy".

Pero al final logré decidirme por estudiar lo que si me apasiona: Economía. Y aquí entre nos; luego tener tres años, me he dado cuenta que las matemáticas siguen siendo parte integral y casi fundamental de esta ciencia, sin embargo lo que me enamora de ella es la dósis filosófica e ideológica que se le mezcla al engranaje matemático.

Bueno por otro lado me considero un medio geek o como ví en la camisa de una amiga Geek/2 (geek sobre dos), me encantan las computadoras, y conocí por primera vez internet un cuatro de julio de mil novecientos noventa y ocho en una feria local de tendencias tecnológicas, recuerdo con nostalgia aquel día mi primero contacto con hotmail no fue nada agradable, recuerdo que la verdad no tenía ni la más remota idea de como y para que servía el correo electrónico; sin embargo, desde aquel día para acá han sucedido miles o quizas cientos de miles de cosas relacionadas con internet, desde amenazas de golpizas gracias a molestar a unos malandrines en el IRC, hasta obtener algunos centavos gracias a Adsense de Google.

Bueno por otro lado además de contar mis anécdotas este blog se va a convertir en el testigo perfecto de mis sueños, por el momento solo tengo dos o tres a muy corto plazo: sacar buenas notas en este semestre universitario, leer los libros que he prometido culminar (The physick book of Deliverance by Katherine Howe; The truth about six pack abs by Michael D. Geary; The conscience of a liberal by Paul Krugman -audio-; Trilogía Millenium por Stieg Larsson; Become a Xcoder(en español) por Bert Attenber, Alex Clarke & Philippe Maghin; The pomodoro technique by Francesco Cirillo; Chuck Norris' personal code) y comenzar a pagar mi deuda en los bancos(crédito educativo & tarjeta de crédito); adicionalmente, en último momento apareció otro sueño que tiene como inicio este post y como fin el 31 de diciembre de 2013, reunir poco más de cinco mil dólares para darme un viaje por al menos diez ciudades de Europa, entre las que recuerdo están: Berlín, Londres, París, Barcelona, Roma, Viena, Budapest, Berlín, Frankfurt, Colonia, Dubrovnik, Atenas, Estambúl y las que vengan. He pensado hacerlo inclusive en bicicleta que le pone más emoción al recorrido, todavía es un idea que tengo que madurar pero al menos está latente y lo más importante tiene fecha de culminación.

Bueno por el momento creo que no tengo más que contar ojalá aparezca un comentario bueno o malo que a estas alturas da lo mismo.

Arrevoir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada